Friday, January 15, 2016

AU in Costa Rica Mandatory Meeting!

Next Sunday will be our first mandatory meeting for the 2016 AU in Costa Rica Program. We hope to see you there!

Monday, November 30, 2015

Abigail McMaster writes about Battleship at AU!

Abigail McMaster

Battleship
            Cada universidad en Los Estados Unidos tiene un fin de semana cuando los alumnos de la universidad regresan. Durante el fin de semana la universidad tiene muchas actividades. Una actividad de la universidad de Ashland este año era Battleship, Acorazado. Era un juego en la piscina en el centro de recreo. Solo se usaba aproximadamente mitad de la piscina. Los bordes eran sogas en tres de los lados y el borde de la piscina en el otro. Había muchos equipos de cuatro personas. Cada equipo estaba en una canoa y tenía dos baldes, un escudo y un remo. La meta era naufragar las canoas de los otros equipos. Al comienzo, yo no quería participar en el  juego. Sin embargo, actualmente es una de mis historias favoritas para cantar.
            Una semana antes del juego, mi compañero de piso, Kayle, me preguntó si quería estar en su equipo. No quería porque no era muy atlética y no me gustaba nadar. Contesté, <<Si no encuentras a una persona que quiera participar, participaré>>. Kayle y sus amigas no encontraban a un cuarto para su equipo y ellas me necesitaban.
            El día del juego estaba muy nerviosa. Afortunadamente, Kayle y las otras compañeras de equipo anticipaban que nuestro equipo perdería. Anticipábamos que nuestra canoa naufragaría primero. El día empezó normal. Las compañeras del equipo y yo asistimos a nuestras clases. Después de las clases, la capitana del equipo, Steph, fue a la tienda y compró las pistolas de agua para el juego. El equipo cenó juntas para hablar del plan de acción. El equipo estaba tranquilo y yo estaba agradecida por sus expectativas bajas.  
Después de la cena, nos arreglamos los trajes de baño y fuimos a la piscina. No vimos a los otros equipos llegar porque habían llegado temprano. Cuando llegamos a los árbitros, nos leyeron las reglas. Entonces, el juego empezó. Era un torneo. Cada partido tenía tres o cuatro canoas. Nuestro equipo no estaba en el primer partido. Miramos y vitoreamos por los equipos con los amigos. También, aprendimos los planes de acción que funcionaban y los que no funcionaban.
            Finalmente, jugamos. Embarcamos en la canoa y empezamos a golpear. El partido tenía tres canoas. Remábamos en la canoa y tirábamos baldes de agua y las otras canoas nos tiraban agua. Tenía el escudo y trataba de cerrar el paso del agua. Al mismo tiempo, tratamos de remar la canoa. Necesitamos quedar en el centro de la piscina. Si quedábamos cerca de los bordes recibiríamos un balde de agua de sanción. Era un ambiente de caos. Después de un rato, la primera canoa naufragó. Lo celebramos porque no éramos el primero. Entonces, golpeamos la otra. Era muy divertido y todo estaba muy mojado. Pronto, la segunda canoa naufragó y de repente nos hicimos ganadoras. Estábamos conmocionadas porque habíamos creído que perderíamos. Sin embargo, continuamos en el torneo.
            Salimos de la piscina. Mis otras compañeras de equipo y yo queríamos sentarnos en el jacuzzi, pero Steph, la capitana, dijo, <<no>>. No quería que nosotras relajáramos. De repente, nuestro equipo se dio cuenta que podríamos ganar. Esperamos por un rato porque muchos otros equipos necesitaban jugar. Nos sentamos en el borde de la piscina con los pies en la piscina y mirábamos. Después de un poco era nuestro turno otra vez.
            El partido era más difícil que el otro. Competíamos contra un equipo con chicos muy atléticos y un equipo con una mezcla de chicos y chicas. Mi equipo formó una alianza con el equipo con las chicas. Ambos equipos querían eliminar el equipo de chicos. Empezamos a golpear. Era una batalla muy similar a la primera, con la excepción de que los equipos eran más competitivos y por esta razón el partido era muy largo. Por un rato la alianza era fuerte, pero el otro equipo la rompió. Nos tiraron baldes de agua. Entonces, le tiramos nuestros baldes a ellos. Rápidamente, la canoa del equipo mixto naufragó.  Ahora, éramos solo nosotras y el equipo de chicos. Golpeamos y tiramos baldes. No sabía cómo, pero la otra canoa naufragó. ¡Estuvimos en el campeonato!

            Esperamos dos o tres partidos más para determinar los otros equipos en el campeonato. Los árbitros decidieron permitir un equipo más en el campeonato. Los fanáticos eligieron al equipo de chicos y chicas, el equipo con la que teníamos la alianza. El campeonato era muy largo. Dos canoas naufragaron. Mi canoa y el equipo de la alianza permanecieron. Nosotras estábamos cansadas y muy débiles. Mi canoa naufragó y nosotras pedimos. No estábamos muy tristes porque teníamos expectativas bajas. Volvimos al dormitorio y comimos pizza en celebración porque recibimos el  segundo lugar.

Wednesday, November 18, 2015

Student Jordan Martin writes about AU's Eagles!

Las águilas de Ashland
            La mascota de la Universidad de Ashland es un águila. Hay muchas estatuas del águila por el campus. Precisamente, hay veinte y siete águilas hoy en día. Muchas de estas estatuas están fuera de los edificios principales. Por ejemplo, hay una estatua del águila en frente del centro de convocaciones y otras estatuas que están enfrente de las facultades diferentes que forman parte de la Universidad de Ashland. Siempre veo las águilas cuando camino por el campus. Pienso que las estatuas son una parte de la Universidad de Ashland que demuestra nuestro orgullo en la universidad y nuestro amor por la universidad.
            Muchas de las águilas en el campus son similares en forma y son de los colores oro, morado y blanco. Usualmente, la cabeza y las patas son blancas y el cuerpo es morado. También, las garras y el pico son dorados. Estas águilas miden aproximadamente tres pies. Sin embargo, hay unas excepciones por el campus. Por ejemplo, hay una estatua que está en el campus que es de bronce. También, hay otra águila que está encima de una esfera dorada que mide mucho más de tres pies. Es probable que la estatua mida casi nueve pies. Esta estatua está cerca del centro de recreo por donde muchos estudiantes pasan cada día. Algunas águilas llevan trajes diferentes. Por ejemplo, la estatua que está fuera de la facultad de pedagogía lleva un casco de fútbol americano porque es la temporada de este deporte. Hay otra estatua que tiene una calabaza encima de la cabeza porque la estación de otoño empezó el veintitrés de septiembre. Es bueno que los estudiantes muestren el orgullo que tienen por la universidad a la que asisten.
            Algunas estatuas son donaciones de unos antiguos alumnos. Sería malo que la universidad no demostrara una donación generosa de un antiguo alumno. También, las águilas tienen el mismo nombre que el antiguo alumno lo ha dado. Las águilas reflejan el orgullo que los estudiantes, el profesorado y los antiguos alumnos tienen de la universidad.
            En el año 1932, un estudiante que se llamaba Paul Metzler trató de cambiar la mascota de la universidad de un titán a un águila pero no tuvo éxito. Sin embargo, en 1942, la primera estatua de un águila apareció en el campus. Esa águila había sido robada de una empresa cerca de la Universidad de Ashland como una broma en que algunos estudiantes habían participado. En 1965, la empresa de la que el águila había sido robada, le dio la marca registrada y los derechos del águila a la universidad. Fue en ese año cuando la Universidad de Ashland cambió la mascota a un águila.
Hoy en día, el águila es el símbolo de la Universidad de Ashland. Los estudiantes gritan “¡Águilas!” durante eventos deportivos como el fútbol americano y el baloncesto a causa de su orgullo por la universidad. El águila tiene significado social porque constituye una gran parte de la vida en nuestra universidad como nuestra mascota y es un símbolo de nuestros éxitos. La mascota representa a todos los estudiantes, el profesorado y los antiguos alumnos y es una fuente de orgullo para todos.



Recibo la información extra en este sitio de Web:



Wednesday, October 14, 2015

Meet Spanish minor Lindsey Jones

Sueños grandes en una ciudad pequeña: la vida de Lindsey Jones
            Hace diecinueve años cuando nací el dos de noviembre de 1995 mis padres ya sabían que querían llamarme Lindsey Grace. Me dieron este nombre porque Lindsey es el nombre de una ciudad en Canadá que les gustaba visitar, y mi segundo nombre es de mi bisabuela Grace. Aunque tengo ambos nombres, mi madre siempre me llama Grace, nunca Lindsey. Si mi mamá está un poco enfadada o muy emocionada, me llama Gracie. ¡Hace muchos años que no la escucho llamarme Lindsey!
            ¿Cómo soy yo? Bueno, sobresaldría de la multitud por algunas características únicas, principalmente debido a mi altura. Soy de estatura alta, mido cinco pies con nueve pulgadas. Cuando era niña, era más alta que todos los chicos de la escuela, y no me gustaba. Ahora, me encanta ser alta porque parezco más poderosa, en mi opinión, y me ayuda a sentirme más segura. Trato de hacer ejercicio frecuentemente, pero soy muy torpe y por eso puede ser un poco difícil. Me gusta pensar que soy fuerte, pero tengo más metas para alcanzar. Otra característica única es mi piel, desafortunadamente. Tengo la piel muy blanca y ¡no puedo broncearme nada! En la multitud, puede encontrarme fácilmente porque soy tan blanca. Me gustaría tener piel bronceada, pero trato de aceptar que nunca pasará. Por otro lado, tengo buena piel porque es clara, con la excepción de cicatrices y moretones. Me salen moretones con felicidad porque soy tan pálida. Además de mi piel, mi pelo me ayuda destacar. Es muy largo y es de un rubio oscuro. Me gusta tener pelo largo por que mi cara es angular, como un cuadrado, y tengo mejillas grandes que no se han encogido desde que nací. El problema con mi cabello es que se me cae mucho, como un gato. ¡Siempre puede encontrar pelos lisos alrededor de mi cuarto! Paso mucho tiempo arreglándomelo porque mi pelo no está rizado ni liso cuando me despierto. Con mi exceso de cabello y altura, debe de ser fácil encontrarme en la multitud.
             Como cada persona, hay aspectos positivos y negativos de mi personalidad. Soy muy extrovertida y habladora, lo cual me ayuda a hacer amigos y estar segura en entrevistas. Para ser aceptada en la escuela médica, tuve que aguantar siete entrevistas !en un fin de semana¡ Sin mi habilidad de hablar, nunca había sido aceptada en el programa médico. En mi opinión, esto me ha ayudado a ser quien soy ahora. Pero, algunas veces mi familia y mis amigos dicen que hablo demasiado y demasiado alta. Un mal hábito mío es que me gusta discutir acerca de los problemas mundiales porque no me cae bien la gente de mente cerrada. En otras palabras, puedo ser muy crítica de la intolerancia. En general, me gusta pensar que soy comprensiva y curiosa de otras opiniones y culturas porque me encanta aprender nuevas cosas. También me gusta pensar que soy cómica aunque dudo que muchas personas entiendan mis chistes, ¡todavía los digo! Cuando no trato de ser cómica, puedo ser muy sensible, lo cual es una de mis flaquezas. Lo odio porque muchas veces me preocupo de que mis compañeros no me quieran o sus acciones sean antipáticas, cuando en realidad no las son. Básicamente, me gustaría mejorar las cualidades mías que no contribuyan positivamente en mi vida o en la vida de otros.
            Cada día me conozco un poco más ya que me doy cuenta de nuevos intereses y aversiones que contraigo. Con el paso de los años, me he encontrado tranquila cuando trabajo en el jardín o hago arte, pero no me gusta cuando se interrumpe mi paz con música alta u otros sonidos ruidosos. Cuando tenga tiempo, vendo las bufandas y la decoración que hago. Las vendo por internet y en algunas tiendas de mi ciudad natal. También he empezado un blog donde clientes pueden aprender a hacer proyectos de arte como los míos.  Si todavía no pueden o no quieren hacerlos, hay un enlace para mi tienda en línea.  Otra actividad que hago cuando quiero escapar del mundo es perderme en un libro por horas. Mi género favorito es la biografía, especialmente sobre ciudadanos de otros países. Por último, me encanta relajarme en la cafetería local con mi mejor amiga, y después explorar las otras tiendas cercanas, llenas de antigüedades y arte de artistas locales. Además de mis varios gustos, tengo algunos disgustos también. Primero, no me gusta comer carne roja, lo cual empezó cuando era niña y miré "Charlotte's Web", una película sobre la amistad entre un cerdo y una araña. Otra cosa que me molesta es cuando personas no son educadas. Por ejemplo, no me cae bien que a veces personas no me den las gracias cuando les abro puertas para ellas, cuando ¡es de buena educación! Y, como soy muy extrovertida y un poco directa, diré "de nada" muy alto para que puedan oír. Finalmente, me enfado mucho que las personas sean racistas contra hispanohablantes y otros extranjeros, y no se den cuenta de la importancia de hablar más del inglés en este país. En todo, me encanta tener experiencias nuevas para ampliar mis horizontes.

            Así como mis intereses definen mi vida, mi meta ha contribuido a quien soy yo y el viaje en que estoy embarcando. Quiero ser dentista pediátrica en Sudamérica, atendiéndoles a los niños desfavorecidos. Este sueño empezó cuando fui a Nueva York para un viaje misionero. Allí trabajé como traductora para el grupo con los hispanohablantes. Cuando estaba en un banco de alimentos, un lugar donde los desafortunados pueden recibir comida gratis, conocí a una niña latina que estaba enferma. En este momento, me di cuenta de que probablemente ella no tenía acceso a cuidado médico o dental, ya que su madre no tenía bastante dinero para apoyarlas. El hecho me rompió el corazón, y decidí que me dedicaría a proveer cuidado dental para estos niños. Ahora, muchas personas me preguntan por qué quiero trabajar en Sudamérica cuando hay necesidad aquí en Los Estados Unidos. La única respuesta que puedo darles es que me siento llamada por Dios, y si Él quiere que vaya, iré. Hay un obstáculo con el que he tropezado el cual es que nunca he ido a Sudamérica, y necesito visitarla. Si por alguna razón Sudamérica no es lo mejor para mi, planeo vivir aquí en Los Estados Unidos, proveyendo cuidado dental para los niños de inmigrantes latinos. Espero alcanzar mi sueño, y con la gracia de Dios ¡lo lograré!

Tuesday, September 22, 2015

Hot off the presses! Dr. Rathbun releases new poetry translation!

Dr. Rathbun is pleased to announce the release of her most recent book-length poetry translation Santuarios   desierto mar/Sanctuaries   Desert Sea by Mexican author Juan Armando Rojas Joo. Artepoética Press, a bilingual, Hispanic publishing house based in New York City, published the work. It will officially launch the collection in the upcoming conference The Americas Poetry Festival of New York 2015 on October 14-16.

This is Dr. Rathbun’s ninth book and eighth full-length poetry translation. Editorial Ultramarina in Seville, Spain published two of her translations in 2013: Era hombre, era mito, era bestía/ Man Myth Beast by Ivan Vergara and Luz/ Light by Juan Armando Rojas Joo. The Bitter Oleander Press in New York released Dr. Rathbun’s translation of Tras el rayo/ Afterglow by Alberto Blanco in 2011. In 2009 Pecan Grove Press published her translation of Río vertebral/Vertebral River also by Rojas Joo. Ceremonial de viento/ Ceremonial of Wind, by Rojas Joo, was printed by La Cuadrilla de la Langosta in Mexico City in 2006. Additionally, Rathbun is coeditor of the anthologies of poetry Sangre mía / Blood of Mine: Poetry of Border Violence, Gender and Identity in Ciudad Juárez (2013) and Canto a una ciudad en el desierto (2004). Dr. Rathbun has published thirty-two of her poetic translations of Mexican authors in prestigious national and international journals.

Dr. Rathbun’ work as a translator forms part of a crucial component of intellectual exchange and development in our globalized world and it reflects her language proficiency, detailed knowledge of historical, sociopolitical and literary contexts and a poetic sense of style in both Spanish and English.


Advanced Praise for Santuarios   desierto mar/Sanctuaries   Desert Sea
Juan Armando Rojas Joo has created a stunning collection of poems in which he evokes in a panoramic fashion the mysterious and mythic beauty and inherent danger of the astonishing sweep of the great deserts that dominate the landscape of so much of the U.S.-Mexico borderlands. While he includes references to the physical topography of the deserts and the flora and fauna that inhabit them, his intent is to chronicle the ancient civilizations such as that Paquimé in the state of Chihuahua that thrived as a vigorous religious, cultural, and commercial crossroads for centuries, and to draw on these civilizations for sustenance in a contemporary world. The reader catches glimpse of those peoples moving inexorably north in search of an illusory promised land all the while struggling to survive the indignities and cruelties of such a trek, but also finding shelter and sus­tenance in the sanctuaries that the deserts afford them just as they have for the millennia of human migrations. This is in keeping with the title, “Santuarios desierto mar,” that sets a tone for the seeming paradoxes, or at least the jarring contrasts, that form the backdrop for many of the poems. The translations by Jennifer Rathbun that are sensitively rendered succeed in capturing the spirit of the, sometimes opaque, imagery and nuanced language of the original Spanish. She reflects a deep familiarity with poetry in both languages.
Dr. Charles Tatum,

Professor of Latin American and U.S. Latino literature and popular culture, The University of Arizona